miércoles, 3 de septiembre de 2008

Peligro Económico en Puerta.

Se utilizan reservas para pagar las deudas del Club de París, por el orden de 6700 millones de dólares, este hecho lejos de ser benéfico aumenta el riesgo de nuestra economía ya que se realiza en pleno proceso inflacionario, lo cual afectará al respaldo de la moneda en circulación y aún al respaldo a las letras del tesoro emitidas por el Banco Central.

Las reservas del Banco Central tienen su espejo en el dinero que se encuentra en circulación y en los bonos emitidos por el Banco Central. Si el Banco Central se desprende de cierta cantidad de reservas arbitrariamente y sin reducir parte del dinero circulante y de bonos, tanto la moneda como los bonos perderán respaldo. Esto puede generar entonces un aumento repentino de la taza de interés o bien una devaluación repentina y fuerte.

¿Qué se busca con esta medida sorpresiva?

No cabe duda que han existido presiones del Club de París sobre el gobierno y que las visitas de la “presindente” a Francia e Italia hayan tenido esos tonos detrás de las escenografías. Ciertamente el club de París quería renegociar la deuda y para ello exigía que la Argentina se sometiera a una auditoria del Fondo Monetario Internacional, cosa a la que el gobierno se negó ya que las cosas evidentemente no son como se anuncia.

Quedando fuera del sistema financiero mundial la Argentina que decía crecer al 9% anual aún estaba ávida de fondos del exterior para solventar su estructura económica basada en dádivas corruptas, ya que aquí ningún préstamo ha sido utilizado para financiar obras de infraestructura económica que tuvieran a bien ampliar las fronteras de producción sino que mas bien siempre han sido para pagar vencimientos anteriores o para tapar vaciamientos de fondos, dados en manejos corruptos. Es así entonces que cerrado el mercado financiero internacional para estos fines, se prefirió entonces tomar prestamos de los petrodólares de Venezuela a un interés extremadamente usurero del 16%.

Ahora pareciera ser que el gobierno ya no puede darse el lujo de contraer mas deudas a esa taza descomunal y es así que el riesgo de default sigue aumentando, existiendo ya pronósticos de que el mismo sería inminente. El pago con reservas entonces estaría asociado a intentar devolver la credibilidad internacional y disminuir la percepción de riesgo del país y a la vez volver a acceder a los créditos internacionales a taza mas baja.

Pero la verdad es que esto no hará al país más creíble ya que aún existen accionistas de bonos argentinos en default que no entraron en la reestructuración del 2005, estos demandan una deuda con intereses que llega a 29.000 millones de dólares y esta descomunal deuda también es freno para el acceso al mercado financiero.

A esto le añadimos además que esta forma de pago es suicida y extremadamente peligrosa por que es están usando reservas las cuales distan de ser los 50.000 millones que anuncia el gobierno.

Detrás de esto estaría dado también el insaciable interés del gobierno en llevar a cabo la faraónica obra de corrupción del tren bala para un país sin autopistas y sin trenes regulares de transporte, algo a lo que se opone la mayor parte de la ciudadanía a la cual le aquejan otros problemas muchos mas graves como la sequía en el norte y las falta de acueductos en la provincia de Chaco donde una zona está inundada y la otra sufre la peor sequía en años, también sufren la falta de lluvias las provincias del litoral y Córdoba donde las perdidas de cosechas y ganado son multimillonarias.

El gobierno sin embargo se preocupa en facilitar los negociados de extranjeros como la empresa Alstom, procesada por corrupción, y como el del banco de inversión Natixis, el cual también pasa por una difícil situación al quedar afectado por la crisis hipotecaria de USA. A todo esto es probable entonces que luego de este pago con reservas nacionales (que valga la aclaración no le pertenecen al gobierno) el gobierno acceda a un crédito de varios miles de millones para financiar este nuevo monumento a la corrupción que por supuesto jamás existirá pero que le pueblo argentino pagará varias veces.

Las consecuencias de cada cosa que pasa hoy tendrá efectos que se extenderán a muy largo plazo y serán muy graves. Es así que esta bien planteado que la República Argentina a pesar de todo su potencial jamás pueda resurgir siendo presa fácil de los grandes intereses mundiales que no tendrán dificultad alguna en hacerse con todos sus recursos.

1 comentario:

Jorge dijo...

Hola amigo: quería invitarte que visites el blog que estoy realizando con mis alumnos de segundo año de la secundaria sobre LA DISCRIMINACIÓN.
http://nodiscrimine.blogspot.com
Tema arduo e interesante.
Seguro será de tu agrado.
Te invitamos que leas lo que gustes de él y hagas una opinión sobre el mismo.
Tu aporte será valioso.
Un abrazo desde Adrogué, Provincia de Buenos Aires.